martes, 10 de enero de 2012

mujeres complicadas

Pues nada... ahí sigues tú con tus canciones y yo aquí con mis cosas, sin tiempo ni ganas como para hacerlas todas.
Y para ya de sonreír así, a quien quiera que sonrías, que sabes que en el fondo me da igual a quien le escribieses esa canción y que me gusta pensar que ya has escrito algún poema pensando en mi.

¿Qué fue de esa chica?


1 comentario: